11 de agosto de 2016

Un hombre de 109 años teje suéteres para rehabilitar pingüinos

Un hombre australiano de 109 años teje pequeños suéteres para rehabilitar pingüinos. Gracias a estas prendas, los animales logran salvarse cuando quedan cubiertos de petróleo luego de un derrame.

Con 109 años, Alfred “Alfie” Date fue declarado el hombre más anciano de Australia. Comenzó a tejer en 1932, cuando su cuñada le enseñó a hacer un jersey para su sobrino recién nacido. En 2013, encontró un nuevo uso para sus habilidades. Dos enfermeras del hogar donde vive le comentaron que la Penguin Foundation de Phillip Island (Victoria, Australia) había solicitado suéteres para cubrir a los pingüinos afectados por un derrame de petróleo, a lo cual Alfred no pudo decir que no.


Con la lana que le dejaron las enfermeras, pronto comenzó a tejer suéteres en punto elástico. Si bien con la edad sus manos han perdido algo de la habilidad que solían tener, Alfie logra que cada prenda quede perfecta. “

"Me gusta hacerlas sin cometer errores. Aunque no me excuso a mí mismo, creo que se puede perdonar a una persona que ha excedido la duración normal de la vida”", comentó en diálogo con Ninemsn.



Si bien desde Penguin Foundation sabían que Date era su tejedor más anciano, desconocían que era la persona más grande de toda Australia. “Nos sentimos honrados de que nos dedique su tiempo y su esfuerzo”, destacó Danene Jones, trabajadora de la fundación.

Suéteres para la rehabilitación de pingüinos
En Phillip Island reside una colonia de 32.000 ejemplares de una rara especie de pingüinos que sólo se encuentra en el sudeste de Australia y Nueva Zalanda. El programa “Tejidos para la naturaleza” (Knits for nature) tuvo como objetivo conseguir suéteres para protegerlos de los daños ocasionados por un derrame de petróleo. La efectividad de este método había sido probada en 2001, cuando se logró salvar al 96% de las 438 aves marinas afectadas.


El petróleo separa las plumas de los pingüinos. Esto hace que el agua pueda pasar a través de ellas. Así, su temperatura baja notablemente y se vuelven más pesados. En estas condiciones, les cuesta cazar su comida, de manera tal que mueren de hambre. Además, al limpiarse con el pico, ingieren sustancias tóxicas. Por estos motivos, en los parques naturales de Phillip Island se ha implementado el sistema del suéter. Con el paso del tiempo, el patrón de tejido se ha perfeccionado para que no dañe el plumaje de los animales ni haga que sus aletas y picos queden enredados. Las prendas son de lana pura, de manera tal que las aves marinas se mantengan cálidas sin riesgo de calentarse de más, ya que el material puede respirar.


Los suéteres nunca son reutilizados, para evitar la transmisión de patógenos de un animal a otro. Además, como la lana absorbe un poco del petróleo, sólo se lograría pasar sustancias tóxicas entre los pingüinos. Aquellas prendas que no son aptas para la rehabilitación, se le colocan a pingüinos de peluche, como los que se ven en las imágenes. Estos son vendidos para recaudar fondos que luego se destinan a proyectos de investigación y preservación.


Fuente: LaBioguía

8 de julio de 2016

Córdoba: Riesgo sismico subestimado // Informe especial

En el siguiente informe, se tocarán temas muy importantes sobre la sismología de la provincia de Córdoba, su pasado sísmico, su situación actual y su riesgo en el futuro, ya que durante décadas han sucedido numerosos eventos que han cambiado la morfología y la geografía del territorio provincial. Este trabajo es solamente con fines investigativos, y toda información ha sido extraída de diversos documentos científicos.

Fallas geológicas importantes

A lo largo de la provincia de Córdoba se han sucedido eventos sísmicos históricos (recientes) y prehistóricos, todos vinculados a fallas geológicas corticales con diversos desplazamientos, sentido y recurrencia de acontecimientos telúricos. En este mapa se detallan algunas de las fallas que atraviesan la provincia:

Click en la imagen para ver con mayor definición.

Falla "Sierras Chicas"
② Falla "Las Lagunas"
③ Falla "Frente Occid. Sierras de Comechingones" 
④ Falla "Pocho"
⑤ Falla "Toro muerto"
⑥ Falla "Salinas grandes"
⑦ Falla desconocida.












Todas tienen su relativa atención si las miramos desde el punto de vista sismológico, pero solo algunas pueden ser sumamente riesgosas para las construcciones edilicias y por consiguiente para la vida de las personas.

Falla "Sierras Chicas" 

Smalley et al. (1993) interpretan que la sismicidad cortical se concentra en una región estrecha a lo largo del margen E del antepaís en áreas ubicadas sobre subducción normal mientras que, por encima de zonas de subducción subhorizontal, una amplia región del antepaís es altamente sísmica.

En este sector la sismicidad superfiial leve a moderada es frecuente y existen antecedentes históricos y  prehistóricos de la ocurrencia de terremotos destructores, considerándose a estas manifestaciones asociadas a la horizontalización de la placa de Nazca.

Las morfoestructuras relevadas en este sector de las Sierras Pampeanas de Córdoba permiten inferir que la actividad tectónica neógena ha sido intensa. Es importante destacar que la dimensión y distribución de las deformaciones superfiiales reconocidas en las sucesiones sedimentarias asociadas a la traza de las estructuras y los antecedentes de la ocurrencia de terremotos, históricos y prehistóricos, ponen en evidencia que hay fallas que poseen un importante potencial sismogénico, el que es sólo parcialmente conocido.

Las evidencias de deformaciones cuaternarias relevadas y descriptas junto a los paleoterremotos interpretados en la zona de llanura de la sección Las Peñas y los valores de magnitud estimados, permiten considerar a la falla Sierra Chica como una posible fuente de fuertes terremotos. La magnitud de un terremoto futuro asociado a la falla podría ser de Ms = 6,7 y Mw =7,5. Se considera que estos valores superan ampliamente los registros históricos de la región y que son consistentes con el umbral de energía, de M 6,5 y M 7,0 o superiores, propuesto por Costa (2004) para fuertes terremotos con epicentro en las Sierras Pampeanas.


Esta falla se ubica (o tiene su pasaje) justo o muy próximo a la central nuclear de Embalse, empresa que se encarga de generar corriente eléctrica para grandes regiones de nuestro país, y que es una importante producción para mantener estable la red eléctrica nacional. Como es de público conocimiento, en dicha central se trabaja con uranio, un elemento altamente radiactivo, dentro de un reactor que lo contiene para ser generador de energía mecánica. Si dicho reactor sufriera un movimiento sísmico importante, las paredes del reactor podrían agrietarse, dejando escapar el uranio lo cual podría causar la muerte de miles de personas que entren en contacto con dicha sustancia.

Nos pusimos en contacto con la empresa de la central nuclear para conocer algunos detalles de cómo se dan las normas de seguridad. Su respuesta fue la siguiente: "La estructura del reactor está diseñada de hormigón reforzado con paredes de un metro y medio de ancho, lo cual podría resistir un evento sísmico importante. Sin embargo, se está tratando de encontrar materiales que reemplacen a dicha estructura y que la mejoren".

Falla de las Sierras Chicas: Evidencia en cercanías de Embalse.

Falla de las Sierras Chicas: Evidencia frente a la central nuclear.
 Los terremotos más importantes que se les atribuye a la falla fueron los siguientes:


Fecha Hora Latitud Longitud Magnitud Profundidad Mapa
1 05/03/2003 12:22:12 -32.090 -64.470 5,0 33.0 km LINK
2 28/03/1955 06:20:41 -31.033 -64.483 6,9 25.0 km LINK
3 16/01/1947 02:37:40 -31.100 -64.500 5,5 50.0 km LINK






Falla "Las Lagunas" (mejor conocida como Falla de Sampacho)
En la intraplaca argentina, a la latitud 33ºS, región sur de la provincia de Córdoba, la presencia de morfologías superficiales y deformaciones en sedimentos sueltos cuaternarios hacen suponer que la actividad tectónica neógena tuvo continuidad en el Holoceno y que seguramente fue acompañada por la ocurrencia de paleoterremotos.

Esta región fue epicentro de una crisis sísmica registrada en la intraplaca de Argentina, en el mes de Junio de 1934, con la ocurrencia del “Gran Terremoto de Sampacho” considerado de los más fuertes registrados dentro de la zona 1, de Peligrosidad Reducida de Argentina. La zonificación fue definida por el Instituto Nacional de Prevención Sísmica, INPRES. Esta crisis comprendió una serie de sismos premonitores los días
previos y dos terremotos destructores superficiales de M 5,5 el primero y M 6,0 el principal, espaciados por un intervalo de tres horas y más de cien replicas en las 24 horas siguientes.

Como resultado de la acción de éstos, la localidad de Sampacho quedó destruida en un 90%, por lo tanto se estima que la intensidad fue entre VIII y IX grados en la escala Mercalli Modificada (MM).

Estos eventos fueron percibidos en localidades distantes ubicadas en las provincias de Córdoba, La Pampa, Santa Fe y San Luis.

Las evidencias recolectadas han permitido interpretar la ocurrencia de fuertes paleoterremotos en este sector de la intraplaca, para la última parte del Holoceno, que confirman la actividad cuaternaria de la falla Las Lagunas.

Los valores de paleomagnitud determinados de Ms ≤ 6,6 y Mw ≤ 6,6, junto a la ausencia de evidencias de estructuras deformacionales y licuefacción, cosísmicas, asociadas a los terremotos del año 1934, permite expresar que, las evidencias paleosismológicas relevadas han sido generadas por paleoeventos de mayor energía que los registrados en el período histórico.

El terremoto máximo probable correspondiente a la falla Las Lagunas, podría alcanzar la magnitud máxima de Ms ≤ 6,9 - 7,0 y Mw ≤ 7,0. Estos valores exceden ampliamente, en términos de energía, a los esperados en la región ubicada dentro de la zona 1 de peligrosidad reducida. zona correspondiente a la zonificación sísmica de Argentina definida por Castano (1977).

Los eventos ocurridos en los últimos 4.000 años, que fueron interpretados con mayor certidumbre, indican que podría ser un patrón de agrupamiento (clustering) temporal de terremotos, coincidente con un período de mayor actividad de la falla.

El período de retorno determinado para fuertes terremotos, en la última parte del Holoceno, es de aproximadamente entre 1,2 y 2,0 Ka. Probablemente el valor correspondiente a la tasa de desplazamiento vertical de 0,15 a 0,22 mm/a, sensiblemente alta para una estructura de intraplaca, podría estar influenciado por un período de mayor actividad de la falla.

Falla Las Lagunas: Evidencia en cercanías de Sampacho.
Estos son los sismos más importantes asociados a la falla a partir del año 1900 (sin contar los eventos paleo)

Fecha Hora Latitud Longitud Magnitud Profundidad Mapa
1 07/11/2011 14:51:38 -33.250 -64.862 4,7 40.1 km LINK
1 24/03/1987 23:43:20 -32.912 -64.186 4,5 29.8 km LINK
2 11/06/1934 03:07:09 -33.455 -64.600 6,0 30.0 km LINK
3 10/06/1934 23:06:00 -33.455 -64.600 5,5 30.0 km LINK








Falla "Frente Occidental Sierras de Comechingones" 

Probablemente, sea la mayor en su longitud, ya que recorre, aproximadamente, desde el Oeste de la localidad de Achiras en el Sur y sigue su trayecto hacia el Norte hasta las proximidades de Cruz del Eje en su parte visible.

Se conoce que esta falla ha tenido epicentro de fuertes paleoterremotos en la última parte del Holoceno, al igual que la falla de "Las Lagunas". No existen documentos científicos que certifiquen su actividad, pero dicha falla, casi semanalmente tiene sismos de magnitud ≥ 2,5, con enjambres sísmicos que suelen hacer precupar a los habitantes de Mina Clavero.

En la segunda jornada de la Reunión de Tectónica, el investigador Carlos Costa, docente del Departamento de Geología de la Universidad de San Luis, ofreció una conferencia titulada “El potencial sismogénico de las sierras pampeanas: una perspectiva geológica”.

El especialista, quien brindó la conferencia "El potencial sismogénico de las sierras pampeanas: una perspectiva geológica", en la segunda jornada de la Reunión de Tectónica, que se realiza en la Universidad Nacional de Río Cuarto, habló sobre la capacidad que la región de las sierras pampeanas tiene de producir terremotos.

CONCLUSIONES 

La ocurrencia de sismos prehistóricos, históricos y actuales en la provincia de Córdoba, junto a las deformaciones cosísmicas y el levantamiento de las sierras son manifestaciones, en la región central de Argentina, de la subducción subhorizontal de la placa tectónica de Nazca bajo la placa Sudamericana, desde hace unos 20 millones de años.

Los sismólogos y los geólogos, han determinado que todos los fenómenos sísmicos cumplen un ciclo, y por lo tanto, tienen un período de carga de energía y otro de descarga. Seguramente, en el futuro van a repetirse eventos telúricos como los que están acostumbrados a sentir los cordobeses.

Estudios geológicos tienen como conclusión que han ocurrido terremotos fuertes en el pasado, hasta de M7.0 (magnitud 7). Entonces, la información que nos proveen esos eventos es que si se van a repetir, la provincia debería estar preparada para afrontar magnitudes, al menos de M6.0, como el gran terremoto de Sampacho, o M6.9 como el sucedido en Cruz del Eje.

Se tiene que revertir el estado de negación sísmica, porque los pobladores están con la idea de que "aquí no va a pasar nada". Hay que trabajar sobre la vulnerabilidad sísmica, debido a que no hay construcciones antisísmicas en las principales ciudades del territorio provincial. El reglamento municipal de construcción sigue vigente en zonas urbanas como Córdoba, Río Cuarto, Alta Gracia y Carlos Paz, siendo un verdadero peligro para todos sus ciudadanos.

Se tienen que elaborar planes de prevención, de concientización y construir de manera segura, todo esto atendiendo a disminuir la vulnerabilidad.

Bibliografía

Tenemos que agradecer al licenciado en geología, Lic. Guillermo Sagripanti por aportarnos valioso material en la elaboración del informe.

1 de julio de 2016

Método de cálculo de un epicentro de manera preliminar.

El día Domingo 26/06 de este año, sucedió un sismo a las 01:17 hs en las provincias de Córdoba y San Luis, que fue ampliamente repercutido en redes sociales como Twitter y Facebook. En base a visualización de sismogramas que habían registrado instrumentalmente el temblor, podíamos hacer una triangulación APROXIMADA para calcular el epicentro sísmico aproximado (según la visualización). Además, podíamos obtener una magnitud aproximada y hora estimativa en que comenzó el evento.

Te mostramos cómo hicimos ese cálculo, que será implementado en los próximos sismos.

DETERMINACIÓN DEL EPICENTRO

Para determinar de manera aproximada un epicentro, identificamos las distintas ondas sísmicas primarias y secundarias (ondas P y ondas S) en la linea de tiempo de un sismograma que haya registrado el evento. La ∆t (diferencia de tiempo) entre la onda S y P se obtiene de la siguiente fórmula:

∆t= tS-tP

Donde:
tS: Tiempo en que arribó la onda S.
tP: Tiempo en que arribó la onda P.

Luego, al tiempo obtenido (∆t) en segundos, lo multiplicaremos por 8,7. ¿Por qué? La onda P viaja aproximadamente entre 5 km/s y 9 km/s dependiendo de la contextura geológica del suelo. Mientras más rígido sea el suelo, más lento va a trasladarse la onda P. Al multiplicar este modelo de velocidad por el tiempo, obtendremos la distancia en kilómetros que recorrieron las ondas sísmicas desde el foco o hipocentro hasta la estación que lo registra.


Hemos notado que al multiplicar el tiempo por 8,7 km/s nos acercamos bastante a la determinación de los organismos oficiales que suceden sobre la provincia, la que esa es la razón de la toma de ese valor para obtener el epicentro. De todas maneras, estamos elaborando un modelo de velocidades de ondas sísmicas, el cual nos permitirá calcular sismos en otras provincias.

Procedemos a hacerlo

Primero, necesitamos al menos 3 estaciones que hayan registrado el sismo, ya que con 2 estaciones no obtenemos una solución confiable. En este caso, seleccionamos 3 estaciones ubicadas: una de la provincia de San Luis, la segunda en la provincia de Córdoba y la última de la provincia de La Rioja.


Procedemos a identificar la fase P de la primera estación (Est1) ubicada en San Luis, y observamos el arribo de la onda P a las 01:17:29.436 hs (HH:MM:SS.centésimas), mientras que el arribo de la onda S se gesta a las 01:17:40.444 hs (HH:MM:SS.centésimas). Al restar ambos horarios, obtenemos que la diferencia de tiempo (∆t) entre S-P es de 10,99 seg.

Al multiplicar este tiempo (10,99 seg.) por 8,7 km/s obtendremos una distancia que es igual a 95,613 km. Esa distancia se traduce como un radio de kilómetros desde la estación hacia todas direcciones. Es decir: si trazamos un radio de 95,613 km desde la estación en un mapa, el epicentro se ubicará en cualquier sector donde pase la circunferencia.

Click para ampliar.
Continuamos, haciendo lo mismo con la segunda estación (Est2) ubicada en Córdoba. Se observa que el arribo de la onda P tiene lugar a las 01:17:41.466 hs (HH:MM:SS.centésimas), mientras que la llegada de la onda S es registrada a las 01:17:53.482 hs (HH:MM:SS.centésimas). Al restar ambos horarios, obtenemos que la diferencia de tiempo (∆t) entre S-P es de 12,02 seg.

Al igual que el anterior, al multiplicar el tiempo (12,02 seg.) por 8,7 km/s obtendremos una distancia que es igual a 104,57 km. Exactamente similar a la Est1 la distancia se traduce como un radio de kilómetros desde la estación hacia todas direcciones. Esta vez, se topará con la circunferencia de la Est1 y coincidirá en 2 puntos: En algunas de esas dos intersecciones se encontrará el epicentro del sismo.

Click para ampliar.
Y por último, llegamos a la tercer y definitiva estación, la cual nos hará saber el epicentro aproximado.
En la Est3 identificamos la onda P a las 01:17:59.195 hs (HH:MM:SS.centésimas) mientras que la llegada de la onda S fue registrada a las 01:18:36.591 hs (HH:MM:SS.centésimas). Al restar ambos horarios, obtenemos que la diferencia de tiempo (∆t) entre S-P es de 37,37 seg.

Al igual que los anteriores, al multiplicar el tiempo (37,37 seg.) por 8,7 km/s obtendremos una distancia que es igual a 325,12 km. Exactamente similar a las dos estaciones que realizamos, la distancia se traduce como un radio de kilómetros desde la estación en todas direcciones. Esta vez, coincidirá (o tenderá a coincidir) en un único punto en común de las tres circunferencias de las 3 estaciones, y en ese lugar se ubicará el epicentro sísmico.

Click para ampliar.
Es importante destacar que nosotros utilizamos este método, y muy rara vez vamos a coincidir totalmente con los organismos, ya que ellos usan software especializado en este tipo de cálculo, con modelos de velocidades de ondas totalmente definidos por región, mientras que nosotros utilizamos 8,7 km/s. Nuestro rango de error suele ir entre los 30 km a pocos metros, pero nunca exacto (hasta el momento).

Al tener otros tipos de modelos, la exactitud de los organismos es muy relativa, ya que entre ellos suelen diferir bastante en las ubicaciones de epicentro, hipocentro e incluso magnitud. Eso remarca lo reciente que es la sismología, y todo lo que falta por estudiar.

¿Te gustó el posteo? Coméntanos!!

REGISTRO DEL EVENTO EN SISMOGRAMAS (click)

Estación Nº1
Estación Nº2
Estacion Nº3 
Image Map

5 de junio de 2016

HISTORIA: El día en que Buenos Aires fue azotada por la fuerza de la naturaleza.

En el año 1888, la tranquilidad de la capital del país se vio tremendamente alterada.

A las 00H y 20MIN, de la madrugada del 5 de Junio del año 1888, dos zimbrones subterráneos pusieron en alerta a toda la ciudad y localidades a la orilla del Río de La Plata. Se trataba de dos sismos, cuyas magnitudes se calcularon en 5,5 en la escala de Richter (estimativamente).

Su epicentro fue situado a 44 km al Este de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y apenas a 15 km al Sudoeste de Colonia de Sacramento (Uruguay). La profundidad de dicho sismo se registró a 30 km. El movimiento tuvo un pánico generalizado en quienes habitaban próximo al origen del temblor, con una duración de aproximadamente 30 segundos.
Epicentro aproximado de lo que fue el sismo. Click para ampliar
 El diario montevideano La Tribuna Popular del 6 de junio de 1888 describía al terremoto y a sus efectos de la siguiente manera:

El maderamen de las casas crujía fuertemente, las lámparas se bamboleaban, los muebles se movían y los cuadros caían de las paredes. Se rompieron objetos de cristalería y se pudo ver porcelana saltando de los aparadores. Los habitantes han permanecido en vela parte de la noche, azorados a causa de un fortísimo temblor de tierra…”.

El diario rosarino El Municipio a partir del 6 de junio transcribe telegramas desde Montevideo:

anoche a las 12:20 sintióse en ésta un fuerte temblor. Durante toda la fría madrugada numerosos grupos vagabundeaban por las calles temiendo se reprodujese el fenómeno. Hubo un primer pulso no tan fuerte, luego un reposo y posteriormente un segundo y ya fuerte pulso que duró 58 segundos”.

En los posteriores días la crónica manifiesta que el movimiento se sintió en Buenos Aires, con la caída y derrumbe de muros de la obra de la iglesia de la Piedad, así como en La Plata. No se sintió en San Luis ni en otras provincias de Cuyo, concluyendo que provendría directamente del mismo subsuelo.

Afectó a todas las poblaciones de la costa del Río de la Plata, en especial a las ciudades de Montevideo y de Buenos Aires. Produjo daños leves, ya que en estas ciudades aún no existían edificios de altura.

Cabe destacar que no existen en el mundo regiones asísmicas, por lo tanto el fenómeno se podría repetir en el río de la Plata, y como respaldo se cuentan con dos precedentes: el sismo uruguayo del 26 de junio de 1988 y el del 10 de enero de 1990, el único registrado en el territorio continental uruguayo, sin mencionar de los terremotos provocados por la subducción de las placas de Nazca con la Sudamericana, que también suelen ser percibidos en la costa atlántica argentina, incluyendo Buenos Aires y la uruguaya Montevideo.

Falla geológica del Río de La Plata.